¿Estás preparado para el Internet de las Cosas?

Cada día estamos más rodeados por “cosas” conectadas a Internet que, con más o menos complejidad, son accesibles para todos desde cualquier parte. Durante el pasado año 2016 se ha avanzado mucho en el campo del internet de las cosas. Unos lo llaman (mal) Domótica, otros Industria 4.0 y otros, Internet of Things.

Lo cierto es que, el concepto es antiguo en el caso de las impresoras en nuestras empresas, conectadas al servicio técnico para que puedan ponernos tóner cuando lo necesiten, o en el de las cámaras en nuestras casas conectadas a la central de alarmas… Este último caso puede asustar un poco: alguien en otro lugar puede saber si nuestra casa está vacía o si ya nos hemos ido a dormir (incluso en este caso, ni siquiera necesitan acceder a las cámaras ya que, cuando conectamos la alarma en modo nocturno, ésta se pone en funcionamiento en un modo diferente.

Desde el punto de vista de la seguridad, que una máquina de nuestra empresa conectada a la red, (hoy en día, casi todas lo están) sea detenida en remoto, puede convertirse en un problema para nuestro negocio.

Actualmente todas las empresas están conectadas a Internet, pero algunas no están ni mínimamente protegidas, lo que las hace vulnerables a cualquier tipo de ataques…

  • Acceso a nuestra información corporativa para:
    • Uso de ella, por ejemplo, en la explotación por parte de nuestra competencia.
    • Cifrado (secuestro) para petición de rescate. No podremos acceder a nuestra propia información a menos que paguemos lo que nos piden.
    • Borrado parcial o total de la misma o incluso cambio de datos.
    • Publicación en foros para desprestigio de la empresa.
  • Bloqueo de la red (recordemos que la propia red está montada con dispositivos conectados tipo Switch o Router).
    • A nivel interno, por lo que no podremos acceder a nuestros servidores.
    • A nivel externo, por lo que nuestros clientes y proveedores no se podrán comunicar con nosotros por esta vía.
  • Mal funcionamiento de los dispositivos. Por ejemplo las impresoras insertan el logo de tu competencia en la documentación que le envías a tus clientes… Podrían, incluso, causar daños físicos a los operarios de la maquinaria en entornos industriales.
  • Ataques DDoS (de denegación de servicio) pudiendo bloquearnos el acceso a portales web, servidores y/o dispositivos de cualquier tipo.
  • Colocación de virus en nuestra red.

¿Qué podemos hacer al para aumentar la seguridad de Internet de las Cosas?

En el mundo de hoy en día, quedarse aislados no puede ser una alternativa, la solución es protegernos, pero ¿cómo?

Efectivamente, adecuando las medidas que correspondan en cada caso. Lo más habitual es, por ejemplo y por defecto, bloquear mediante un cortafuegos cualquier puerto que no sea el que precisamos para la comunicación de nuestros dispositivos con proveedores, fabricantes, etc… Aunque, en general, esto no garantiza nuestra seguridad: las medidas deben de ser:

  1. Mayores, en el sentido de “completas”.
  2. Controladas por especialistas.

En mrKeylock, perteneciente a mrHouston, disponemos de todas las soluciones de seguridad para paliar cualquier tipo de ataque:

  • Cortafuegos
  • IPS, sistemas anti intrusión
  • Protección de los puestos de trabajo contra Cryptolockers
  • Cifrado de la información en discos y ficheros.
  • Cifrado de las comunicaciones, tanto de voz como de datos
  • WAF (firewall de contenidos), para mantener siempre disponible sus servicios web

Contáctanos: Te ayudaremos a identificar tus carencias en materia de seguridad. ¡Hagamos un mundo de Internet of Things más seguro!

Entradas relacionadas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies