La automatización robótica de procesos, conocida como RPA debido a su denominación en inglés (Robotic Process Automation), es uno de los cambios en los procesos de negocio que trae consigo la transformación digital. Esta nueva metodología nace de la búsqueda por parte de algunas empresas de mejorar su competitividad.

A pesar de que muchas compañías están comenzando a abrir los ojos respecto a este tema y sus notables ventajas, muchas siguen siendo reacias a este tipo de cambios y mejoras, prefiriendo mantener sus métodos más manuales de trabajo. Lo que no saben estas compañías es que, sumarse a la corriente de la automatización puede suponer un mejor posicionamiento para los negocios, conseguir un mayor valor para su actividad principal y, sobre todo, un aumento de la eficiencia en sus procesos.

En este artículo queremos presentaros cuáles son las claves de la automatización y sus ventajas, pero antes, un poco de contexto:

¿Qué es la automatización robótica de procesos?

La RPA es una forma de simplificar y facilitar determinados procesos en los que un ser humano interactúa repetidas veces con la interfaz de un sistema informático. Esta tarea rutinaria y altamente repetitiva, de menor valor, pasaría a ser realizada automáticamente por el propio sistema. Por ejemplo, la renovación de una póliza de seguros o la elaboración de documentos jurídicos que se elaboran con mayor frecuencia.

Algunas de las tareas que son fácilmente automatizables son el cruce y consolidación de información; la creación, actualización, eliminación y búsqueda de registros; la generación de Informes con cálculos y validaciones; la estructuración de información; la simulación de transacciones para medir tiempo de respuesta o el monitoreo de estas.

Ahora que ya tenemos claro el concepto de RPA, la siguiente pregunta que debemos resolver es:

¿Por qué automatizar las tareas repetitivas?

La respuesta a esta pregunta es sencilla y directa, ahorra mucho tiempo y dinero. La automatización de estas tareas incrementa el valor de la compañía realizándolas de manera rápida, de manera que los empleados puedan dedicar el tiempo que dedicaban a estas labores a otras que supongan un mayor valor.

Una compañía que implemente la RPA en su actividad puede estar segura de que disfrutará de algunos beneficios como:

  • La aceleración en su creación de valor. Nuevos tiempos de producción que les permitirán, además, explorar nuevas acciones a llevar a cabo.
  • La reducción del error humano. Los errores típicos de copiar y pegar quedarán prácticamente suprimidos.
  • La mejora del rendimiento. Todas estas tareas completadas en segundos o minutos tendrán conlleva una mayor satisfacción de los clientes.

Es tangible que la RPA va a suponer un cambio en el mundo empresarial y las compañías no deben tenerle miedo, por el contrario, cuánto antes se sumen a este movimiento, antes alcanzarán un mayor ahorro, mejorarán su productividad, así como su escalabilidad y precisión y podrán situarse a la cabeza del mercado. Cabe destacar que, además, la automatización de procesos permitirá obtener las métricas de todos estos procesos para poder analizarlos y mejorar de cara al futuro.

En Mr. Houston apostamos siempre por el futuro y la innovación y la RPA forma parte de este futuro. Suscríbete a nuestro blog para seguir de cerca el avance de la automatización robótica de procesos y síguenos en Twitter y LinkedIn para enterarte de toda la actualidad tecnológica.

Entradas relacionadas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies