Entendemos fraude digital como una acción antijurídica y delictiva que se da por vías informáticas o que tiene como objetivo apoderarse de información sensible, destruir y dañar ordenadores, medios electrónicos y redes de Internet.  Como en todos los engaños, se pretende conseguir un beneficio y hay alguien que sale perjudicado. Algunos ejemplos de fraude digital serían: phishing,  engaño telefónico, engaño para ejecución de programa (se adjunta un archivo troyano), engaño por navegación en Internet (descargas de virus al entrar en sitio Web), ataque “man in the middle, acceso directo al ordenador…

¿Sabemos cuál es el riesgo o probabilidad de que una empresa sufra un fraude? Muchos estudios indican que las posibilidades de que esto ocurra son muy altas y, además, van en aumento.

Las pérdidas, en estos casos, son tanto económicas (el fraude es muy costoso en términos financieros) como reputacionales, ya que los daños que se producen a la compañía implican publicidad negativa, pérdida de confianza de clientes y accionistas, reducción de la moral de los empleados, etc. Estos costos intangibles pueden llegar a ser incluso más importantes que los financieros.

El aumento del comercio online

La industria del comercio electrónico está en auge. Esto hace que sectores como el financiero y el bancario incrementen el número de transacciones en línea. A su vez, este aumento ayuda a los propietarios de pymes a evitar grandes costos en infraestructura. Y es que, cada vez son más personas y regiones las que obtienen acceso a Internet a través de sus dispositivos.

Esta transición al mundo digital, ha provocado que las empresas se rodeen de aspectos tecnológicos para mantenerse y crecer en el negocio. Y, cómo no, para poder hacerlo de la manera más segura, hay que disponer de herramientas para prevenir el fraude.

5 métodos de prevención de fraude

  • Autenticación multifactor: un sistema de seguridad que requiere más de una forma de autenticación para verificar la legitimidad de una transacción. Para que a una persona no autorizada le sea muy complicado acceder a su objetivo (dispositivo, red, base de datos, etc.), se crea una defensa por capas. Si una de ellas se ve comprometida o se rompe, aún existen más barreras antes de alcanzar su fin.
  • Sistema de controles: las solicitudes de pagos falsos representan más del 26% de las actividades internas que resultan ser una estafa. Con un sistema de cofraude digitalntroles, es necesario enviar solicitudes de reembolso detalladas, recibos originales, así como documentación que respalde la acción y las razones del gasto. Las reclamaciones se procesarán durante un tiempo determinado y autentificará las mismas, habiendo un límite, a su vez, de segundas reclamaciones.
  • Centro de Operaciones de Seguridad (SOC): la ciberseguridad debe estar articulada desde un punto central en donde se coordinen los distintos recursos humanos y técnicos involucrados en mantener la actividad de la organización a salvo de cualquier percance informático. Esta infraestructura, monitoriza la actividad de los sistemas informáticos de la compañía en tiempo real con el fin de prevenir incidentes y ofrecer respuestas rápidas en el caso de que existan vulnerabilidades.
  • Know Your Customer (KYK): controles y procesos de supervisión para conocer a nuevos y antiguos clientes, a qué se dedican y de dónde proceden sus fondos. Se intenta evitar mantener relaciones comerciales con personas involucradas en delitos de blanqueo de capitales, terrorismo, corrupción gubernamental, etc. Un ejemplo ce control sería OSINT (Open Source Intelligence implica que nos permite automatizar el proceso de rastreo en tiempo real y generación de alarmas relacionados con nuevas sentencias, jurisprudencia, blogs, redes sociales y foros legales o gubernamentales).
  • Descentralización de redes: utilizar una DMZ (zona desmilitarizada), una red de ordenadores que tienen un rango de direcciones IP probadas y que sirve como franja de seguridad entre dos redes que se separan por reglas estrictas de acceso. De esta manera, aunque los servidores se encuentren en el DMZ de la misma empresa físicamente, no están directamente conectados con la red local. En el caso de que intrusos comprometan la seguridad de los equipos, estos se encontrarán en un callejón sin salida.

Lo que hemos de tener claro es que, para que las barreras de protección sean efectivas, además de implementar una herramienta, hay que estar bien informado, implantar procedimientos de seguridad y concienciarse de que no tener conocimiento de un fraude no implica que no pueda estar ocurriendo en este mismo momento.

Entradas relacionadas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies