En los últimos años las redes wifi se han ganado un lugar preferente en nuestros hogares y empresas. Se han transformado en imprescindibles para nuestras actividades habituales, ya que nos permiten manejar todo tipo de gadgets e incluso conectarnos a dispositivos a distancia.

Todos somos conscientes de la importancia de disponer de una red wifi bien configurada y protegida, pero la mayoría no prestamos atención, simplemente enchufamos el rúter y empezamos a navegar. Esta costumbre, en general, no debería darnos ningún problema, pero si no tomamos ciertas precauciones, puede que además de no disfrutar de un servicio perfecto, algún intruso podría entrar en nuestra red.

Tu rúter: la puerta de entrada

Se trata del dispositivo con el cual navegamos por Internet y como adivinarás configurarlo de manera correcta evitará posibles problemas de privacidad y seguridad. Los rúteres disponen de un menú para su configuración, donde se puede cambiar las variables que vienen de fábrica y que no son suficientemente seguros.

Primeros pasos

Te mostramos en este gráfico la forma más sencilla para acceder a las opciones de configuración del rúter.

grafica configuracion ruter

Recuerda que cada proveedor de servicios de internet personaliza el menú de su rúter, pudiendo variar de uno a otro, pero todos tienen opciones y apartados similares. Te indicamos los principales apartados y qué información podrás obtener en el menú:

1. Mi red local: donde puedes conocer qué dispositivos están conectados a Internet a través del rúter.
2. Wifi: nos proporcionará información general sobre el estado de la red, nombre, clave y protocolo de seguridad.
3. Información y diagnóstico: accedes a la información del estado los servicios del rúter: internet, teléfono, la red wifi, la alimentación, e incluso su número de serie, etc.
También puedes acceder a otras para configurar como, por ejemplo: Copia de seguridad, reinicio del router, reinicio a valores de fábrica y una opción muy importante que es la actualización de software o firmware.
Configuración avanzada: en este apartado puedes realizar configuraciones para distintas funcionalidades de nuestro rúter como, por ejemplo: la red firewall, modificar el nivel de protección de nuestro rúter, acceso remoto, notificaciones por email, etc.

imagen menu ruter

*Ejemplo de imagen menú rúter

Una vez que nos familiaricemos con los distintos apartados y secciones del menú, podremos realizar las modificaciones que nos ayuden a aumentar la seguridad de nuestro rúter y de los dispositivos conectados a la red.

¿Sabes cómo puedes evitar intrusiones no deseadas en tu wifi?

Aunque la seguridad total no existe, te hemos preparado unos consejos para proteger tu red inalámbrica.

6 pasos que debes seguir para mejorar la seguridad de tu wifi:

  1. Comprueba que el firmware o software de tu rúter esté actualizado.
  2. Cambia la contraseña de acceso que viene por defecto. Busca un nombre de usuario y una clave personalizada que recuerdes. Tu clave debe de ser lo suficientemente compleja como para que nadie pueda adivinarla o por lo menos le resulte complicado.
  3. Cambia la dirección IP por defecto del rúter. Un ciberdelincuente puede ser lo suficientemente hábil para buscar información sobre cómo acceder al panel de administración, conseguir las credenciales y acceder al dispositivo para luego llevar a cabo las modificaciones que quiera.
  4. Cambia el nombre de la red o SSDI. Los nombres que suelen identificar a las redes wifi suelen llevar información sobre el proveedor de internet o el tipo de rúter.

Nuestra recomendación: utiliza un nombre aleatorio y que no se pueda asociar a ti. Puedes ser todo lo creativo que quieras, ocultando incluso del todo la SSID si el rúter lo permite, o creando varias con diferentes permisos de acceso para invitados.

  1. Elige el mejor protocolo de seguridad. Es básico para la seguridad de tu red inalámbrica y para el cifrado de los datos que se van a transmitir por ellas.

 Los protocolos suelen ser WEP, WPA y WPA2.

  • WEP: es uno de los protocolos principales más básicos. Se ha quedado obsoleto ofrece una seguridad débil y de fácil acceso.
  • WPA: es un sistema mucho más seguro ante los ataques de contraseñas ya que no está tan limitado en el número de caracteres que podemos introducir.
  • WPA2: es la evolución de WPA y ofrece el nivel más alto de protección de los tres. Siempre que podamos deberemos elegirlo, aunque hay que tener cuidado de que todos los equipos de la red lo soporten (los más antiguos puede que no sean compatibles) o si no, no podrán comunicarse.
  1. Utiliza filtrado MAC. Ojo, no se trata de impedir conectarse a los equipos de Apple 😊. Esta es una práctica muy útil para mejorar la seguridad de nuestra conexión y protegerla de terceros. Se trata de crear una especie de lista de equipos de red permitidos con sus respectivos identificadores y evitar de este modo dispositivos no permitidos.

En conclusión, la seguridad total no existe.

Aunque, si sigues estos sencillos consejos, podrás mantener un buen grado de privacidad en tu red wifi que se lo pondrá muy complicado a vecinos cotillas y a otros posibles espías.

—————————————————————————————————————————-

Contacta con nosotros en el correo soluciones@mrhouston.net o en el teléfono 91 432 0286

No olvides seguirnos en nuestras redes sociales Twitter y LinkedIn para mantenerte informado sobre la actualidad tecnológica y la ciberseguridad.

 

 

Entradas relacionadas