⭐️⭐️⭐️⭐️⭐️

Elegir un hotel no siempre es fácil, hay que comparar precios, localización y todo tipo de prestaciones que lo hacen ser más o menos acogedor. Por su parte, los hoteles se pelean entre ellos para ganar la carrera y conseguir el máximo número de clientes. Saben que ya no es suficiente con ofrecer una habitación con televisión Full HD y aire acondicionado, tienen que ir más allá. El sector hotelero (e independientemente del número de estrellas) se está volviendo cada vez más exigente y competitivo.

En un hotel la experiencia de usuario es un aspecto fundamental. De ahí saldrá su nivel de reputación, de ingresos y de retorno por parte de los clientes. ¿Qué mejor aliado para aportar una inigualable estancia que la (¡sorpresa!) tecnología?

Por lo tanto, vamos a ver de qué manera el mundo hotelero utiliza la tecnología para diferenciarse y hacer de sus clientes, clientes felices.

 

5 maneras que tiene un Hotel de mejorar la experiencia de usuario

 

  1. Check in y Check out automáticos. La posibilidad de automatizar la entrada y salida de la estancia en el hotel a través del Smartphone será una realidad dentro de poco. Una manera de agilizar procesos que desocupará al personal que, lejos de dejar de tener contacto con el huésped, estarán más presentes para atenderlos para cuestiones más importantes.
  2. Smartphone como llave de habitación: las llaves con sus llaveros son, admitámoslo, poco prácticas y, a pesar de que, actualmente, el acceso a una habitación ha pasado a depender de una tarjeta magnética, sigue habiendo problemas. El mercado hotelero está trabajando en este aspecto, donde pueda con el propio móvil puedas abrir y cerrar la puerta de tus aposentos. Otras opciones también giran en torno al reconocimiento facial. Es una manera también de ahorrar en material y pronto será viable.
  3. Apps para hoteles: tener una app propia es otra ventaja competitiva. Con ella te das a conocer, puedes mostrar fotos, ubicar a los usuarios hasta el hospedaje, mantener a tu clientela informada, gestionar reservas, ofrecer información turística, etc., lo que desemboca en acabar fidelizando a los huéspedes y hace más personal el contacto.
  4. Soluciones inteligentes: dispositivos inteligentes y automáticos que ya se comercializan para los hogares son, también, una buena opción para la industria hotelera. Control de temperatura, iluminación, televisión, persianas, alarmas y demás tecnología innovadora que ayudan a gestionar los servicios y satisfacer al huésped. Estas soluciones automáticas ahorran al hotel mucho tiempo y contribuyen en el ahorro de energía que concluye, a su vez, con un gato económico menor. Por ejemplo, si el cliente no está en la habitación, se apagará la luz y se bajará la temperatura.
  5. Estancias personalizadas: con los datos personales de los usuarios, se pueden sacar muchas conclusiones a la hora de complacerlos. ¿Viajas sólo o en familia?, ¿qué películas le gustan?, ¿cuál es su bebida y música favorita?, ¿le gusta el deporte al aire libre? Todo esa información sirve para personalizar la experiencia de la clientela, ofrecer y recomendar lo más acorde a sus circunstancias y gustos.

 

Y, es que, si quieren continuar mejorando su eficiencia y la satisfacción de los huéspedes, tienen que estar en constante flujo. La innovación digital también es un medidor de calidad del establecimiento y no es algo de lo que puedan rehuir, pues la sociedad va adquiriendo ciertos requisitos mínimos que no va a pasar por alto si faltan. Es más, los va a exigir como un derecho básico. Un hotel también tiene que reinventarse.

hotel technology

 

Entradas relacionadas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies