Como ya mencionamos en uno de nuestros artículos sobre ciberseguridad, nuestros datos están continuamente expuestos para que podamos disfrutar de una vida, cada vez más, a medida. Esto no supone necesariamente un problema siempre y cuando tomes las medidas necesarias para proteger dichos datos y así puedas prevenir cualquier ciberataque.
Somos conscientes de la inversión que suponen dichas medidas, pero el coste que puedes llegar a asumir en caso de ser atacado es aún mayor, según el INCIBE el coste medio de estos ataques está en torno a los 75.000 euros anuales para las empresas.
Queremos que tú y tu empresa estéis siempre protegidos ante este tipo de amenazas y así evitar dichos costes. El primer paso para buscar la protección adecuada es conocer los riesgos a los que estás expuesto.

 

Nosotros te traemos 5 de los ciberataques más comunes:

  • El Spyware
    Un “programa espía” se aloja en los equipos y los infecta con el fin de recopilar toda la información que contienen y después transmitirla a otros equipos externos. Esta transmisión se lleva a cabo sin que el propietario sea consciente de lo que está sucediendo. Los ciber criminales suelen vender dicha información o chantajean al propietario para conseguir un rescate.
    Este puede ser un ataque que genere mucho a daño a cualquier empresa ya que debemos tener en cuenta la cantidad de datos que estas manejan a diario.
  • El Phising
    Esta técnica también es conocida como suplantación de identidad, el phisher se hace pasar por una persona o empresa de confianza en una comunicación, aparentemente oficial, electrónica (mail o SMS por regla general) y te pide que cambies alguna contraseña o que actualices algunos datos personales pudiendo así acceder a tu información.
    Este tipo de virus se expande rápida y fácilmente, aunque no es difícil de detectar si tienes buen ojo.
    Puedes ver si eres capaz de reconocer mails fraudulentos con el test que ha preparado Google.
  • El Adware
    Este tipo de ataque, similar al anterior, se basa en engañar al usuario mediante publicidad. Llaman tu atención mediante anuncios y cuando pinchas sobre él, obtienen tus datos para poder emplearlos de manera fraudulenta.
  • El Ransomware
    Este virus consiste en restringir el acceso a determinadas partes o archivos del sistema paralizando tu empresa temporalmente. Los cibercriminales piden una recompensa para volver a desbloquear el acceso a tu sistema.
  • Los Gusanos
    Este tipo de virus actúa replicándose a si mismo para propagarse a otros equipos velozmente. Casi siempre atacan a la red, aunque sea consumiendo ancho de banda. El principal objetivo de los gusanos es propagarse y afectar al mayor número de dispositivos posible. Para ello, crean copias de sí mismos en el ordenador afectado, que distribuyen posteriormente a través de diferentes medios, como el correo electrónico o programas P2P entre otros.

 

¿Te ha gustado nuestro artículo?
Si quieres estar al día en materia de ciberseguridad y tecnología suscríbete a nuestro blog y síguenos en nuestras cuentas de Twitter y LinkedIn para que veas lo que preparamos cada semana.

 

 

 

Entradas relacionadas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies