La automatización robótica de procesos (RPA) es una tecnología regida por bots o inteligencia artificial y que tiene múltiples usos. Estos sistemas se integran en las empresas para llevar a cabo y emular una serie de acciones humanas, como son: respuestas automáticas a emails, mover archivos y carpetas, leer y escribir en bases de datos, realizar de cálculos, procesar documentos, extraer información de sitios web, rellenar formularios, etc.

De esta forma, unos robots realizan interpretaciones a través de la captura de datos y la manipulación de aplicaciones dentro de la interfaz de usuario (GUI), y se conectan con otros sistemas para terminar operando sobre una serie de tareas mecánicas y repetitivas. Se pueden utilizar para la automatización de cualquier interacción con la GUI.

¿Cuáles son los beneficios de la RPA?

Hay que partir de que cualquier compañía busca optimizar tareas repetitivas, pero, distintamente de otras herramientas más comunes, la RPA permite sacar el máximo partido a la infraestructura de la que se dispone sin provocar interrupciones o sustituciones en sus sistemas. Por lo tanto, no es nada intrusiva.

Entre sus ventajas, podemos destacar:

  • Ahorro en costos.
  • Mayor complementación entre procesos.
  • Mejora en la interacción y administración de la información.
  • Aumento de la eficiencia, atención y satisfacción del cliente.
  • Reconocimiento, localización y descarte de errores humanos.
  • Escalable y adaptable a cualquier entorno empresarial.

¿En qué procesos se aplica la RPA?

  1. Para el alta de empleados, clientes y distribuidores. Mejora la comunicación y la fluidez en las gestiones que abarcan contabilidad, finanzas, ventas y hasta recursos humanos.
  2. Para el procesamiento de las nóminas. La automatización robótica de procesos ayuda a recopilar y conectar datos a lo largo del tiempo entre sistemas. Hace un seguimiento de cuentas a pagar, informes de los empleados, impuestos y todo lo relacionado entre varios departamentos y termina por hacer automático este proceso.
  3. Para la programación y rastreo de envíos. Entre los portales y los sistemas internos de una compañía, ayuda a programar, actualizar y notificar el estado de envío de los productos. ¿Cómo lo hace? Proporciona plazos de recogida en los portales de los mensajeros y los usuarios, extrae solicitudes de envío de los emails e, incluso, es capaz de introducir trabajos en sus sistemas de programación.
  4. Para actualizar el CRM. Picar datos es una tarea aburrida y tediosa, sobre todo si eres comercial y estás pensando constantemente en pasar a la acción. Pero la información que se va recopilando sobre servicios, empresas y personas es de vital importancia, y qué mejor que salir ganando todos si existe un sistema de actualizaciones automáticas que se encargue de acumular y ordenar datos en las casillas correspondientes sobre los posibles y futuros clientes.
  5. Otros (más ejemplos de uso de RPA AQUÍ).

Esta gran alternativa para reducir y eliminar el volumen de trabajo hace que se produzca un gran ahorro en los esfuerzos intensivos y poco productivos por parte del personal. Esto se traduce en una liberación de recursos que pueden ir destinados a acciones de mayor valor.

Los robots de software (la RPA) después de ser educados para comprender cualquier proceso concreto, son capaces de ejecutar por sí mismos cualquier actividad que se les haya asignado.

¿Te atreves a domesticar esta herramienta?

 

Entradas relacionadas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies