Eurovisión es el concurso de música que, cada año, capta la atención de Europa. Y es que no solamente es una competición de cuál es la mejor canción, sino que toda la puesta en escena es un espectáculo que envuelve las voces de los concursantes. Esto es así gracias a la tecnología que hay detrás del show.

Ya en su momento, los creadores de Eurovisión vieron en el festival una gran oportunidad para poner a prueba las transmisiones de televisión en vivo, y ver hasta dónde se podía llegar. Pero hoy en día cuesta ser consciente de todo el despliegue tecnológico y audiovisual que existe, y se va mejorando, en este concurso anual. Los países pretenden deslumbrar a través de la innovación, lo que conlleva retos de gran dificultad que, más allá de las voces y las canciones, convierten el escenario en un escaparate de luces, imágenes y sonidos.

Datos tecnológicos

Poniendo lo anterior en contexto, aquí tenemos algunos datos de Eurovisión 2016 que nos dan una idea de todo el material y la tecnología que se requiere:

  • 1828 luminarias
  • 71 millones de píxeles
  • 143 kilómetros de cable
  • 19 servidores de vídeo
  • 900 m2 de pantallas led de alta resolución

 

Además, hace unos años se introdujo el sistema Eurovisión Flex, una herramienta de transmisión digital que se autogestiona y hace posible que los emisores transmitan contenido en vivo a través de una capa de red compuesta por Internet, fibra y satélite. El contenido se entrega de manera segura, rápida y rentable, y hace que la elección de la red se adapte a sus necesidades, pudiendo llegar a las casas de espectadores de todo el mundo.

En 2015, Microsoft se volvió partner tecnológico del concurso, pues pretendía llevar la música más allá de las fronteras europeas:

  • Con la plataforma Azure, los seguidores del festival pueden ver los vídeos que quieran y distribuir contenido en tiempo real en las cadenas de televisión.
  • Con la app Eurovision Song Contest, se puede ver la gala a la vez que ves toda la información relacionada con los cantantes y sus canciones e incluso votarles.
  • Hacen uso del Big Data para estimar los resultados finales de Eurovisión.

Desarrollo técnico durante los 60 años de Eurovisión

  1. En 1956 se emitió el primer festival.
  2. En 1968 fue su primera retransmisión en color.
  3. En 1994 fueron las primeras conexiones de satélite en vivo con los portavoces y los primeros fuegos artificiales en el escenario.
  4. En 1996, el primer estudio virtual en el concurso.
  5. En 1997, el primer televoto paneuropeo.
  6. En 2006 se introdujo la primera “Spider Camera” voladora.
  7. En 2009, escenas grabadas usando un Segway.
  8. En 2013, lanzamiento de la app de Eurovisión.
  9. En 2016, introducción del sistema Eurovisión Flex.

 

Y es que éste es un festival con mucha historia en el que la tecnología ha ido siempre transformándose para satisfacer a su público, adaptándose a las tendencias, y evolucionando y arriesgando cada año a su paso.

¿Con qué nos sorprenderá este sábado?

eurovision contest

Entradas relacionadas