No hay nadie que, actualmente, desconozca lo que es una aplicación móvil pero, por asegurarnos, vamos a recordarlo: una app móvil es una aplicación informática que está diseñada para ser ejecutada en smartphones, tabletas y demás dispositivos móviles. Solemos encontrarlas a través de plataformas como Android, iOS, etc.

Ahora bien, una cosa es saber lo que es y otra muy distinta ponerse a desarrollarla. Esto supone una serie de procesos: se parte de una idea, se planifica, se diseña, se desarrolla, se prueba y, para finalizar, se implementa en el dispositivo pertinente.

Pero, incluso antes de todo eso, el desarrollador debe decidir en dónde quiere crear su App. ¿Cuál es la que más se adapta a las necesidades que requiere el negocio? Aquí entran las opciones que venimos a exponer en este artículo.

 

¿App nativa, web o híbrida?

Dependiendo de la forma en la cual operan y están desarrolladas, diferenciamos tres tipos de aplicaciones móviles. La elección de una de ellas se basará en muchos factores, incluyendo presupuesto y fecha límite:

  • App Nativa:es la que se desarrolla para un lenguaje de programación propio de una plataforma, para un dispositivo en particular donde se instala directamente. Es decir, una App de iOS será únicamente para iOS, lo que significa que si quieres que pueda ejecutarse en otras plataformas como Android, tendrás que hacer también su desarrollo para dichas versiones. Un punto a su favor es que no requieren de conexión a Internet para que puedas usarlas y acceder a la información que contienen. Se descargan directamente desde una AppStore. Un ejemplo claro de aplicación nativa es Whatsapp.
  • Web App:se accede a través del navegador que utilice el usuario y se caracterizan por estar desarrolladas con lenguajes de programación como HTML, Javascript o CSS. No necesitan ser descargadas (lo que hace que no ocupen espacio en el dispositivo del usuario) y no hay que mantenerlas, pues su actualización es centralizada y automática. No se encuentran en tiendas de aplicaciones y es la opción de creación de apps más sencilla y económica de todas. Suelen utilizarse para formatos “responsive”, donde una sola app se adapta a cualquier tipo de dispositivo. Como aspecto negativo, hay que destacar que las aplicaciones web tienen una peor experiencia de usuario (al no tener en cuenta las características del dispositivo desde el cual se está viendo) y no son tan seguras, pues este aspecto depende del propio navegador (ya sea Chrome, Firefox o Safari). Algunos ejemplos serían Office Online, Toggl y Google Docs.
  • App Híbrida:como se puede deducir, es la combinación de las dos primeras y tiene lo mejor de cada una. Utiliza un lenguaje de programación como HTML, Javascript y CSS, pero también cuenta con una estructura externa que la hace compatible con las plataformas móviles. Se descarga desde la AppStore pero, en la práctica, pertenece a un navegador personalizado. Es más barata que una App Nativa y tiene una mejor “user experience” que la Web App. Como aspectos negativos, su rendimiento es algo inferior que el de la aplicación nativa, pues se carga desde un servidor y, además, su desarrollo es más complejo. Necesitan de Internet para poder utilizarse. Un ejemplo de ellas serían las apps particulares de muchas de las entidades bancarias.

 

¿Qué aplicación móvil es la mejor?

Como todo, depende. Depende de la cantidad de dinero de la que dispongas para desarrollarla, de tu público objetivo, de las proyecciones de uso, etc.

Desarrolles lo que desarrolles, analiza primero los posibles escenarios y encuentra el que mejor se adapte a tus necesidades y objetivos.

 

apps moviles

Entradas relacionadas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies